Sunday, January 19, 2014

Desprevenidos: ¡va a ser toma!




















- ¿Yo digo que hay que agregarle un poco de realismo a la fantasía?
- ¿Cómo?
- si vas a filmar ponle al actor la misma ropa en dos secuencias distintas, ¿o qué, la gente normal estrena ropa cada vez que sale?
- No se ellos. Pero yo si.
- Tu siempre tan extravagante.
- Y tu siempre tan extra.
- Y no pretendo ser otra cosa: cada uno es protagonista de su propia película, el resto son los extras y de los extras tengo mucho que decir.
- A ver...
- Una ocasión actué como extra en una película. Fue toda una experiencia, aunque por rebeldía renuncié, no por querer arruinar la continuidad, sino que el director de casting era un hombre pedante, ni su nombre recuerdo, pero era un pobre diablo y al final ni me pagó por los días que actué o no actué.
- Pero ¿y qué paso?
- Pues era una cinta de época. Teniamos vestidos y peinados de otro siglo. Por un lado tenías
a los actores principales, Baderas y Z Jones, por otro lado, los extras, quienes peleaban por
robarles camara, se dejaban maltratar y gritar por el crew con tal de aparecer en la pantalla grande aunque totalmente desapercibidos.
- ¿Tu qué hacias?
- Los observaba. En realidad yo mataba el tiempo mientras esperaba a mi mamá, que tenía una parte en la pelicula y yo, como extra y junto con otro extra decidimos hacer un guión con este tema.
- ¿Y dónde esta?
- Es este.


AN EMPTY PAGE

Perhaps to be filled with a future entry, I saved blank pages here like this one.